Manual Técnico 18° edición

Reseña Manual Técnico Edición 2018

El prólogo siempre se escribe una vez que la obra ha finalizado, aunque no es la parte imprescindible de la misma, permite orientar al lector sobre su contenido y sirve para que el escritor brinde algunos detalles sobre el proceso de elaboración. En este caso, es una traducción, por lo tanto recomiendo al lector, para que lea con detenimiento cada uno de los capítulos exquisitamente escritos por expertos, y que le permitirá capacitarse y actualizarse en nuestra disciplina. Créanme, que durante la lectura de los capítulos traducidos nos vinieron a la memoria un sinnúmero de ciertos conocimientos científicos que la enemiga rutina los había enviado casi al olvido.

En nombre de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular (AAHITC), agradezco infinitamente a la Asociación Americana de Bancos de Sangre (AABB) la autorización para traducir por quinta vez el Manual Técnico a la lengua de Cervantes. No sólo es un privilegio, sino un orgullo, dado que, como en oportunidades anteriores, será un material de consulta para los profesionales de la Medicina Transfusional de Iberoamérica.

Nuestra especialidad muestra permanentemente un extraordinario dinamismo y son muchos los progresos que en ella observamos año tras año. La Medicina Regenerativa, ese gran capítulo de las terapias emergentes ya es abordado en esta edición, junto a otros históricos, con su debida actualización.

Si bien el Manual tiene por objetivo ser un texto de consulta, puedo aseverar que también será utilizado para la incorporación de conocimientos por aquellos que hacen sus primeras armas en la Especialidad, porque sin duda alguna considero que es una rica fuente de información actualizada en cada uno de los campos de la Medicina Transfusional.

En la versión original, los Métodos y Apéndices están publicados en soporte informático, sin embargo, nos pareció pertinente, tal como ocurrió en las ediciones anteriores, incluirlos en forma impresa.

No puedo dejar de mencionar el excelente trabajo de traducción de las Dras. Diana Sosa y Laura Blumetti y de la desinteresada labor del Comité de Docencia e Investigación de la AAHITC, que en forma mancomunada, han trabajado denodadamente para que en un tiempo récord de ocho meses viera la luz.

Dr. Oscar Walter Torres